Las quemaduras en la piel pueden ser de origen térmico (fuego, líquidos hirvientes, el sol), químicas (álcalis o ácidos), eléctricas (de alto o bajo voltaje) o por radiación.

Quemaduras Térmicas

Retire, como primera medida, la causa de la quemadura. Disminuya la temperatura del área afectada con agua fría pero NO use hielo. Debe además retirar la ropa y las joyas de la zona.

Evalúe la piel quemada y observe si presenta enrojecimiento, ampollas o áreas pálidas lo cual indicará la profundidad de la quemadura. Si se presenta únicamente enrojecimiento aplique crema humectante y observe. Si se presentan ampollas o áreas pálidas acuda a su cirujano plástico.

Quemaduras Químicas

Identifique si se trata de un ácido o una base. Retire toda la ropa e irrigue con abundante agua por veinte a treinta minutos. Esto disminuirá la lesión. Consulte al cirujano plástico lo más pronto posible.

Quemaduras Eléctricas

Es diferente si la quemadura ocurre por bajo voltaje (corriente común en la casa) o por alto voltaje (transformadores, generadores etc.). Estas últimas son mucho más graves y pueden requerir hospitalización. En todos los casos debe consultar lo más pronto posible.

Cuando usted este consultando información acerca de algún procedimiento específico de cirugía plástica es importante que entienda que las circunstancias y experiencias de cada individuo son únicas, al igual que la forma de comportarse de cada uno de los tejidos del organismo. Si usted está considerando una cirugía plástica pregunte a su cirujano plástico sobre mayor información en particular y sobre lo que usted puede esperar de ese procedimiento.

btn volver procedimientos